la isla de las flores

La Isla De Las Flores – Documental

Cuánta razón llevan los que afirman que el documental de denuncia es un género capaz de mover a la acción al más escéptico de los espectadores. No falla. Es oír hablar de él y todo el mundo sale huyendo en la dirección contraria como alma que lleva el Diablo. A decir verdad, motivos no les faltan. Y es que a menudo una se pregunta si lo “de denuncia” no se referirá más bien al asumido carácter delictivo de estas películas que a su voluntad de sacar a la luz las injusticias de nuestro Sistema.

Afortunadamente, de vez en cuando aparecen directores que entienden que para poner determinadas cuestiones trascendentales sobre la mesa no hace falta aburrir y adoctrinar al personal hasta que le salgan gafas de pasta incluso en el tercer ojo, más popularmente conocido como culo. Es el caso del brasileño Jorge Furtado, que en 1989 revolucionaba el panorama audiovisual con su multipremiado cortometraje “La isla de las flores” (”Ilha das flores”), un ejercicio de narración, ritmo y sentido del humor que parodia los documentales del Saber Enciclopédico, y que así, a lo tonto, a lo tonto, va desgranando las miserias y paradojas de la naturaleza humana a través del recorrido de un tomate. No vamos a negar que sea tan demagógico como lo pueden ser la mayoría, pero lo es con salero y creatividad, y eso no quita que diga verdades como puños. Por no mencionar que su estilo ha creado escuela. ¿Cuántas películas recientes, incluyendo las de ficción, no reproducen ese tipo de acotaciones explicativas con animaciones y gráficos?

Publicado el Categorías Criticas